Tecnologías aplicadas en seguridad

En realidad el elemento más importante en la seguridad pasiva del motorista es el casco, además de una de las últimas tecnologías aplicadas en seguridad, el MIPS.

Las siglas MIPS (Multi-Directional Impact Protection System) se pueden traducir como Sistema de protección de impactos multidireccional. En pocas palabras, es un sistema que está diseñado para proteger frente a los impactos rotacionales, estos transmiten las fuerzas del impacto desde la cabeza al cerebro.

En primer lugar, el cerebro es un órgano de composición acuosa, se encuentra protegido por el cráneo, pero no pegado a éste, la unión la hacen las membranas o meninges (duramadre, aracnoides y piamadre) que permiten un cierto grado de movimiento independientemente del cráneo, algo imprescindible para su funcionamiento vital, en caso de impacto permiten que se mueva más que el propio cráneo (como si echásemos un hielo en un frasco de agua y lo agitásemos).

Por lo tanto, la finalidad del sistema MIPS es simular la función del líquido cerebroespinal, que permite al cerebro deslizarse dentro del cráneo. El juego entre el casco y la cabeza que permite el sistema MIPS consigue dicho efecto, amortiguar y redirigir la fuerza del impacto.

Origen de MIPS

La normativa actual (ECE 22.05) establece que las pruebas de los cascos se hacen, exclusivamente, en vertical y centrados en la protección craneal. Se ha demostrado que la mayoría de los impactos en los accidentes se dan en ángulo, esto obliga al desarrollo de una nueva norma que establezca las pruebas necesarias para verificar la seguridad en caso de impactos en sentido angular (ECE 22.06).

El origen del MIPS está en el motocross, sin embargo ha sido la industria ciclista y de esquí donde mejor éxito ha tenido este sistema.

Todo comienza en 1995 durante una prueba del campeonato sueco de Motocross. Un piloto sueco perdió el control de su moto, cruzó la pista y cayó sobre otro piloto.

En este accidente también se pudo comprobar que el casco protegía al piloto del impacto directo, pero que el momento en el que la fuerza incide de forma angular sobre el casco y la velocidad, hace que tenga un efecto rotacional sobre el cerebro, esto genera lesiones cerebrales independientemente a la estructura craneal.

Por consiguiente MIPS se centró en encontrar un sistema que minimizase estos desplazamientos en caso de impactos,

¿Qué es el MIPS?

MIPS es un sistema de protección diseñado para añadir seguridad al cerebro.

Es una lámina (una espuma de alta calidad empleada para reducir la energía) que se encuentra en el interior del casco, por lo general entre el almohadillado de confort y el EPS, sujeta por anclajes o soportes que la fijan a la estructura del casco, proporciona el tratamiento antifricción y permite cierto grado de rotación del EPS manteniendo la protección del cráneo y sin exponer su integridad.

Como funciona MIPS

En realidad el objetivo a la hora de incluir el MIPS en un casco (moto, ciclismo o de cualquier otro tipo) es que se puedan cumplir tres normas para que se incremente la seguridad ante los daños cerebrales:

  • Que se logre un desplazamiento de la lámina entre 10 y 15 mm (suficiente para reducir la inercia rotacional del cerebro ante un impacto).
  • Que proteja de forma omnidireccional.
  • Tenga una cobertura total (es decir, que sea funcional en cualquier zona en la que se produzca el impacto).

MIPS reduce la posibilidad del daño cerebral.

Conclusión

El casco es sin duda el elemento de protección pasiva más importante para los usuarios de moto, protege la parte más vulnerable del motorista, siempre y cuando se haga un uso correcto, se debe de utilizar la talla apropiada para que nos quede ajustado y llevarlo correctamente colocado y abrochado.

Otros posts relacionados: