Prepárate tu y prepara tu moto para el invierno

Prepara tu moto para el invierno

El uso de la moto además de un disfrute, siempre supone una ventaja, por economía y por movilidad.

Por tu seguridad, Utiliza equipamiento de moto.

Aún así, muchas personas ven las motos como vehículos de uso casi exclusivo para el verano, siendo la primavera y el otoño las mejores épocas para hacer rodadas. En esas estaciones las temperaturas son óptimas porque no son extremas y disponemos de un buen número de horas solares. El invierno también tiene días que invitan a salir en moto. Aunque siempre hay quién la usa todos los días del año bien por afición, bien por necesidad.

En cualquier caso no hay que olvidar que las condiciones meteorológicas inciden de forma directa en la conducción de la moto y, por supuesto y siendo lo más importante, en ti, ya seas piloto o pasajero. Por todo ello es necesario una preparación mínima que te permitirá disfrutar de esas salidas con seguridad.

Hay una serie de consejos básicos a tener en cuenta:

Debemos comprobar el estado de los neumáticos

Vigila el estado de tus neumáticos

Son los zapatos de la moto, un buen calzado nos evitará deslizamientos y caídas gracias a un buen agarre a la carretera. Para que un neumático esté en perfecto estado tenemos que tener en cuenta el dibujo, los flancos laterales y por supuesto la presión de aire.

Un neumático con poco dibujo o sin él, unos flancos laterales con grietas o endurecidos por el tiempo y una presión deficiente nos va a impedir el agarre óptimo y por supuesto pone en entredicho la seguridad de la motocicleta y sobre todo la nuestra.

Si el neumático tiene muchos años, es recomendable cambiarlo por precaución.

Batería

Verifica el estado de la batería

Si aun cuando con el uso frecuente de la moto has notado que se resiste a la hora de arrancar, con el frio se acabó, además es frecuente que después de un periodo de no usar la moto la batería esté descargada o incluso muerta, lo que conlleva el cambio de la misma.

Una posibilidad que usamos muchos, son los cargadores de batería. Mientras la moto está guardada, te cargan y mantienen la batería prolongando su vida.

Anticongelante

El Anticongelante es el sistema de refrigeración líquido para la moto. Es muy importante: en verano evita el sobrecalentamiento del motor en verano y en invierno la congelación en lugares donde pueden alcanzar temperaturas muy bajas, no obstante hay motocicletas que no usa usan refrigeración líquida ya que van por aire.

Si hace más de dos años que no lo cambias, no está de más sustituirlo.

Aceite y filtros

Gracias al aceite y el filtro, el motor está perfectamente engrasado y nos permite disfrutar con seguridad de nuestra moto, el uso del aceite correcto nos garantiza la vida del motor, para ello debemos usar siempre las recomendaciones del fabricante.

Para un buen mantenimiento, cambia el aceite siempre siguiendo las recomendaciones del fabricante tanto de densidad como en tiempo.

Suspensión y frenos

Siempre es importante que estén en buen estado.
En asfalto con malas condiciones de agarre, unas suspensiones en buen estado logran que el neumático haga mejor su trabajo.
Si tienes suspensiones regulables deberías de soltar un poco los reglajes. Si vas a rodar sobre asfalto mojado, te permitirá una suspensión más blanda y absorbente.

Los frenos es necesario tener buen tacto en los mandos y que no sean bruscos.

Engrase

Repasa los elementos de tu moto que necesiten engrase, cables de embrague y acelerador, bieletas de suspensión, casquillos de basculante y otros puntos de roce que requieran engrase. Ten en cuenta que el agua no le sienta bien al metal.

Para aquellos que usáis cadena, no la olvidéis nunca, siempre limpia engrasada y con la tensión adecuada.

Luces.

En invierno tenemos menos horas de luz y es más importante que nunca hacerse ver de lejos. Revisa las luces, verifica bombillas y conexiones, que funcionen correctamente. Procura llevar un juego de bombillas por si acaso, si se funde alguna tienes para reponerla.

Con la llegada del Otoño-Invierno y más aún con el cambio horario contamos con menos horas de luz solar. ¡Hazte ver desde lejos!

Tu Equipamiento

Eres la pieza más importante y valiosa de la moto. Revisa tu equipamiento, prepara todo lo necesario para el frío y el agua, chaqueta, pantalón, guantes, botas, manta, ropa térmica, bragas de cuello… y por supuesto el casco.

Mantener la temperatura del cuerpo adecuada es muy importante, tanto para poder disfrutar de la moto como para no tener reacciones inadecuadas sobre la moto.

Un chaleco reflectante ocupa poco espacio, y puede serte muy útil, hace que seas más visible para el resto de los usuarios.

Chaleco reflectante con Air-Bag

Y recuerda!, Tu equipamiento de moto es tu seguridad!!

Déjanos un comentario.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *