Homologación de ropa para motoristas

La seguridad es un concepto que lo tenemos presente en todas las actividades diarias, la idea es evitar daños innecesarios o irreparables,

Asimsmo, la Homologación de ropa para motoristas viene determinada por el conjunto de normas que regulan las pruebas a las que se someten las prendas de ropa para motoristas.

Como resultado, en el mundo de la moto el equipamiento de motorista es el elemento de seguridad más importante con el que podemos contar, independientemente del tipo de moto y del uso que hagamos de ella.

Sobre una moto todos somos de cristal”, fue el título de una campaña de la DGT en la que se hacía una especial incidencia a la fragilidad del motorista en caso de accidente.

En otras palabras, conducir una moto conlleva sus riesgos, una simple caída o un accidente, tanto piloto como pasajero están totalmente desprotegidos, sufriendo las consecuencias directas del mismo, impacto, abrasión por arrastre, cortes, etc., por ello es necesario un buen equipamiento para motorista homologado, proporciona seguridad y minimiza los daños.

En el caso del equipamiento de motorista, monos, chaquetas y pantalones, existen dos tipos de homologaciones, la EN 17092 y EN 13595, mientras que cascos, protecciones, airbags, guantes o botas se rigen por otros tipos de normativa.

  • EN 17092: Prendas de protección para motoristas.
  • EN 13595: Indumentaria de protección para pilotos profesionales.

Homologación EN 17092 – Prendas de protección para motoristas.

Toda prenda de motorista homologada debe disponer en su interior de la etiqueta de homologación correspondiente.

Indica que la prenda ha sido aprobada como “Prenda de protección para motociclista”, determina el nivel de protección, según la serie de test que regula la normativa:

  • EN 17092-1: Exclusivamente para métodos de ensayo.
  • EN 17092-2: AAA – El nivel más alto de protección contra el nivel más alto de riesgo.
  • EN 17092-3: AA – El segundo nivel más alto de protección contra los peligros de las actividades de conducción más diversas.
  • EN 17092-4: A – El nivel más básico de protección.
  • EN 17092-5: B – Este nivel es para ropa de protección especial, proporcionando una protección contra la abrasión equivalente a la las prendas de protección de clase A pero no incluye protecciones contra impactos.
  • EN 17092-6: C – Esta clase es para ropa de protección especial sin caparazón y está diseñada para sujetar uno o más protectores contra impactos en su lugar con una prenda interior o ropa exterior.

Como resultado de las diferentes pruebas a la abrasión, rotura y desgaste se establece una clasificación en la que se estima el tiempo de resistencia de los tejidos con los que se confeccionan las prendas.

Homologación EN 13595 – Prendas de protección para pilotos profesionales

Las prendas de protección para pilotos profesionales también deben disponer de la etiqueta de homologación correspondiente.

Por tanto, para que una prenda pueda ser aprobada como “Prenda de protección para pilotos profesionales”, debe pasar 4 tipos de test diferentes:

  • EN 13595-1:2002: Ropa de protección para motociclistas profesionales. Chaquetas, pantalones y trajes de una o dos piezas. Requisitos generales.
  • EN 13595-2:2002: Método de ensayo para determinar la resistencia a la abrasión por impacto.
  • EN 13595-3:2002: Método de ensayo para determinar la resistencia a la rotura. Clasificación 0 o 2 solamente.
  • EN 13595-4:2002: Método de ensayo para determinar la resistencia al corte por impacto.

El tiempo de resistencia se puede estimar en virtud a los tests superados.

Conclusión.

  • A la hora de adquirir una prenda para motorista, la homologación es fundamental.
  • Toda prenda para motorista homologada debe disponer en su interior de la etiqueta de homologación correspondiente.
  • Es muy importante: tanto piloto como pasajero estén correctamente equipados.

Otras publicaciones de interés